Caimanes dejaron en el campo a Gigantes en diez entradas e igualaron la semifinal

Con el triunfo 6-5 dejan a una victoria por cabeza el enfrentamiento.
 
Un batazo ganador de Gerson Jiménez en la décima entrada propició que los Caimanes dejaran en el campo 6-5 a los Gigantes, en el segundo y emotivo juego de la semifinal barranquillera, disputada en el estadio Édgar Rentería.
 
La victoria se la agenció el cerrador local Víctor Capellán. De otro lado, la derrota fue para el taponero naranja Ramón Ulacio.
 
Nuevamente, los Gigantes pegaron primero, para desconcertar a los Caimanes, que por segunda noche seguida se vieron montados en la pizarra luego de un toque de bola de Sneider Batista, que provocó un mal tiro a primera base del lanzador Yorfrank López, lo que le permitió anotar a Leudys Báez el 1-0.
 
Dilson Herrera pone en out a un corredor de Gigantes.Foto: Jairo Cassiani
 
Desde ese momento, Alexis Paredes se mostró sólido en la apertura colgando tres ceros consecutivos para la novena gigantina, hasta la cuarta entrada donde un pestañeo le costó tres anotaciones. Primero fue un imparable de Ramón Marcelino para traer dos y acto seguido Carlos Triunfel produjo una más para el 3-1.
 
Caimanes no paró allí, sino que en la sexta entrada lograron producir dos más gracias a imparables consecutivos de Harold Ramírez y Audy Ciriaco para ampliar la diferencia a 5-1 y parecer tener una diferencia lo suficientemente cómoda para manejar el partido.
 
Sin embargo, la respuesta de los naranjas fue agresiva para aprovecharse de una grieta en el trabajo del bullpen de los saurios. Un racimo de cuatro carreras fueron fabricadas por los visitantes para emparejar las cuentas, luego de sacar provecho de dos anotaciones en caballito, facilitadas por los relevistas.
 
Es más, el juego se vio suspendido por un vaciado en los bancos otra vez, al igual que en la noche anterior, pero en esta ocasión por una discusión subida de todo entre el lanzador Ángel Vílchez y el bateador Erick Salcedo, que celebró con mucho entusiasmo la segunda carrera en caballito lograda por una base por bolas sobre él. 
 
Sneider Batista hace out en tercera. Foto: Jairo Cassiani
 
Pero el batazo decisivo fue el del jardinero central de la visita Leudys Báez que traería el empate en el partido, al conectar un sencillo impulsador de dos carreras, y dejar un juego nuevo, 5-5.
 
No fue sino hasta la décima entrada que Gerson Jiménez conectó un hit a lo profundo del bosque izquierdo que bañó a José Rosario para posibilitar el ingreso a la registradora de Marcelino y sentenciar el partido 6-5.
 
Con este resultado, la serie quedó igualada a una victoria por cabeza y proseguirá este lunes con el tercer partido, desde las 4:00 de la tarde en el estadio Édgar Rentería.
 
FUENTE: ZONACERO
COMPARTIR AHORA

NOTICIAS RELACIONADAS